Pequeñas historias

 

A continuación me gustaría narrar pequeñas historias que me han sucedido los últimos meses cuando me acercaba a vigilantes, policías y chóferes de los vehículos oficiales para hacerles entender que un coche no puede estar encima de una acera o en medio de la plaza, según lo indica la ley de seguridad vial.

Durante este tiempo, me ha sorprendido que ningún chofer o autoridad haya hecho el mínimo gesto para mover alguno de estos vehículos.

 
Blog Summary Widget